Saltar al contenido

Día mundial de concienciación ante el paro cardiaco

La RCP administrada por un testigo puede salvar vidas

El Día mundial de concienciación ante el paro cardiaco es un día dedicado a la concienciación a nivel mundial que tiene la finalidad de aumentar la tasa de RCP administrada por un testigo. Desde el aprendizaje de los niños en la escuela para salvar la vida de un ser querido hasta los profesionales sanitarios que actualizan sus destrezas en RCP, en la actualidad los eventos de formación en RCP se suceden por todo el mundo.

El Día mundial de concienciación ante el paro cardiaco es la iniciativa del Comité internacional de consenso en reanimación (ILCOR) y el Consejo europeo de reanimación.

¿Sabría qué hacer si se parase de repente el corazón de una persona?

1 de cada 20 personas serán testigos de un paro cardiaco durante su vida. 

El 70 % de los paros cardiacos suceden en casa.

Por cada minuto transcurrido sin RCP y desfibrilación, las posibilidades de supervivencia de una víctima se reducen en un 7-10 %.

Las tasas de supervivencia se triplican cuando un testigo administra RCP y desfibrilación.

Referencias

Gräsner, Jan-Thorsten et al. (2016). EuReCa ONE 27 Nations, ONE Europe, ONE Registry: A prospective one month analysis of out-of-hospital cardiac arrest outcomes in 27 countries in Europe. Resuscitation, Volume 109, Pages 188-195. Recuperado de: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0300957216300995

Creando comunidades que salvan vidas

Es fundamental que los miembros de la comunidad actúen. La solución es difundir la formación sobre RCP en todas las comunidades. Reconocer inmediatamente el principio de un paro cardiaco y saber lo que hay que hacer puede mejorar drásticamente la supervivencia y la recuperación del paciente.

Las iniciativas para formar a un elevado número de miembros de la comunidad mediante escuelas y organizaciones de voluntarios han tenido éxito en numerosos países como Estados Unidos, Noruega, Suecia, Singapur, Corea, Reino Unido y Dinamarca.

Aumentando las tasas de supervivencia en todo el mundo

Laerdal, junto con nuestros valiosos socios, actúa como catalizador para ayudar a nuestros clientes a implementar programas que funcionan. Desde América hasta Australia, desde Dinamarca hasta Corea, los resultados hablan por sí mismos.

A Nation of Lifesavers

La American Heart Association (AHA) y la British Heart Foundation (BHF) han colaborado con Laerdal para implementar programas de amplio alcance y formar a escolares y personas sin experiencia en sus comunidades. En Estados Unidos, más de 2 millones de escolares aprenden a realizar la RCP cada año.

La supervivencia se triplicó en Dinamarca

Dinamarca es uno de los diversos países que han puesto en marcha una iniciativa nacional para enseñar la RCP. El programa convirtió este contenido en obligatorio para los estudiantes de escuela primaria y los interesados en obtener un permiso de conducción. Se distribuyeron kits de formación instructiva, se ofreció orientación asistida por operadores y se instalaron DEA en lugares públicos.

Los servicios médicos de urgencias son importantes para aumentar la supervivencia. No obstante, hace poco hemos descubierto que la clave para la supervivencia es la implicación de la comunidad.

Freddy Lippert, L. M., Profesor adjunto de la Universidad de Copenhague
Freddy Lippert, L. M., Profesor adjunto de la Universidad de Copenhague

Cómo puede ayudar Laerdal

Las iniciativas de la comunidad para aumentar la formación sobre RCP y mejorar la calidad de la RCP administrada son esenciales para aumentar la supervivencia. Si se implementan programas generalizados para formar sobre la RCP y se ofrece una formación de manera frecuente de alta calidad que se mida de manera sistemática para guiar la ejecución, podemos salvar más vidas, juntos.